viernes, 3 de junio de 2011

Retorno a la ciudad difuminada


Ojos bellos de ojeras cercados:

¡ya veréis los palacios dorados

de una vaga, ideal Estambul,

cuando lleven las hadas a Oriente

a la Bella del Bosque Durmiente,

en el carro del Príncipe Azul!


Rubén Darío

.

Hoy lo he comprendido. Dos vueltas al reloj de los años. Y regresar a Estambul, donde el viento es de plata y el Bósforo dibuja ensoñaciones sobre el agua hechizada, donde al anochecer se asoman los ocasos como extrañas brújulas celestes cubiertas de fuego, donde los cantos morunos de madrugada abren las cuerdas del corazón de par en par, y el aire huele a especias.

Tengo la sensación de algo incompleto que quedó allí, y que allí sigue esperando. No se trata de algo tangible, sino tal vez de alguna dimensión misteriosa de mi propia existencia que ahora flota suavemente sobre las aguas celestes del mar de Mármara. Y tengo miedo de volver. De que la Tierra no sea ya la misma cuando se produzcan los giros suficientes para que la visión de la Mezquita Azul, allá en el horizonte, sea de nuevo algo más que un recuerdo. Pero aunque no lo sea, ella seguirá allí, inmersa entre los gritos de los vendedores, la música moruna y el alegre caos diurno; mecida por la oscuridad y el silencio más oscuro por las noches, porque la noche en Estambul es más noche que en cualquier otra ciudad del mundo.

.

En la distancia, Estambul me susurra al oído historias de amores imposibles, secretos milenarios y bailes orientales. Y yo la recuerdo como a través de un velo, difuminada. Tal vez siempre fuera así y no se trate de mi imaginación: tal vez la realidad no exista en Estambul. Por eso quisiera regresar. Para escapar, o para olvidar mi propia huida de mí misma. Para cerrar un ciclo que comenzó entre sus torres, pronto hará dos años. Y descubrir de una vez por todas si aún no se ha desvanecido…


*Os recomiendo la lectura de una antigua entrada, El aire de Estambul: http://marinacasadohernandez.blogspot.com/2009/07/el-aire-de-estambul.html

4 comentarios:

Andrea BR dijo...

Ha sido un gratísimo paseo por tus letras, Marina. Un verdadero placer recomendado por un amigo común.

Un abrazo fuerte,

A.

Anónimo dijo...

Buenas tardes. Marina; Desde que descubrí tu blog, tuve unas ganas enormes de ponerme en contacto contigo. Son tantos los autores por quienes tenemos una admiración sincera compartida. Darío, por ejemplo. Escribes muy bien, pero que muy bien, te lo dice un amateur nada compensado, pero que suele decir lo que piensa.

Un saludo.

F.E. León.

Jorge Maseda dijo...

hola!! te he visto en "verso & prosa"
gran espacio con muy buenos escritores, desde allí decidí buscarte en la red y encontré tu Blog, (que se parece al mío) es realmente fantástica tu forma de escribir, un placer enlazarte para seguir tus actualizaciones, te invito a pasar por mi espacio cuando quieras. Un abrazo.

jorgemaseda.blogspot.com

Marina Casado dijo...

¡Muchas gracias a todos! La verdad es que me hace mucha ilusión que haya gente que me lea, y encima a la que le guste lo que escribo. Como dijo Alberti del poeta: "Su canto asciende a más profundo cuando, abierto en el aire, ya es de todos los hombres".

Efectivamente, F.E. León: Darío es un poeta muy grande. Aunque el modernismo ya esté muy lejano y todas esas cosas... qué habría sido de Lorca sin él, por ejemplo ;)

En fin, os invito a que sigáis leyéndome. Un afectuoso saludo.

Entradas populares

Larga y prematuramente adiestrado en el ejercicio de la paciencia y en la cuidadosa restauración de ilusiones sistemáticamente pisoteadas, me acostumbré muy pronto a quejarme en voz baja, a maldecir para mis adentros, y a hablar ambiguamente, poco y siempre de otras cosas; es decir, al uso de la ironía, de la metáfora, de la metonimia y de la reticencia. Si acabé escribiendo fue […] para aprovechar las modestas habilidades adquiridas por el mero hecho de vivir.

Ángel González

Entrega premios de relato 2011, "Una de piratas", Cadena SER

Entrega premios de relato 2011, "Una de piratas", Cadena SER

Entrega premios de relato 2011, "Una de piratas", Cadena SER

Con José Manuel Caballero Bonald en la Residencia de Estudiantes de Madrid, 2011

Ceremonia de entrega de premios del XX Aniversario de la UC3M

Ceremonia de entrega de los premios del XX Aniversario de la UC3M

Ceremonia de entrega de premios del XX Aniversario de la UC3M

Lectura de poemas en la Feria del Libro 2010 de Madrid

Casa natal de Luis Cernuda, Calle Acetres, Sevilla, 2010

Casa de Luis Cernuda durante los años 20, Calle del Aire, Sevilla, 2008

Con la estatua a Federico García Lorca, Madrid, 2008

Casa de Rafael Alberti, El Puerto de Santa María, Cádiz, 2008

Casa natal de Antonio Machado, Palacio de Dueñas. Sevilla, 2010

Residencia de Estudiantes de Madrid, 2008

Museo Dalí, Figueras, Cataluña, 2008

Con la estatua a Ramón Mª del Valle Inclán, Madrid, 2010
Te juzgan mal y sufres por eso. Eres de nieve por fuera y de llama por dentro. Quien te toca se hiela mientras tú te abrasas. No sabes querer y estás queriendo siempre; no sabes vivir y estás vivo. Tu sitio no está en ninguna parte, siempre desearás un lugar diferente...

Luis Cernuda, Comedia inacabada y sin título